Sillas de ruedas: lo que debes saber si necesitas una

Las sillas de ruedas son un elemento que permite a personas con movilidad reducida poder desplazarse sin necesidad de ayuda continua. Elegir la mejor silla, adaptada a las necesidades del enfermo, resulta esencial para propiciar su autonomía y, por lo tanto, facilitarles la vida todo lo posible.

Cuando una persona debido a un accidente, enfermedad o vejez empieza a faltarle la movilidad, necesita de una herramienta que le permita trasladarse de un lugar a otro de manera cómoda y más sencilla.

Las sillas de ruedas están preparadas para ofrecer a los enfermos con movilidad reducida, una herramienta fácil de utilizar y que les permite mantener algo de autonomía al poder ir de un sitio a otro sin necesidad de ayuda constante.

Por eso, tener una silla de ruedas en casa para aquellas personas que tienen poca o nula movilidad, es un elemento fundamental que permite aumentar su autoestima al ver que todavía pueden hacer algunas cosas por ellas mismas.

Cómo escoger la silla de ruedas adecuada

En las tiendas especializadas podemos encontrar una gran cantidad de modelos de sillas de ruedas que se pueden ajustar a las necesidades de cada persona.

Es importante conocer bien los modelos existentes para poder tomar la decisión acertada al comprar una silla de ruedas, bien sea para uso personal o para ayudar a un familiar con movilidad reducida.

Diferentes modelos de sillas de ruedas

Las sillas de ruedas se pueden encontrar con diferentes características que, dependiendo de la comodidad, necesidad y movimiento de la persona pueden resultar más seguras y adaptadas a lo que el enfermo necesita.

Así nos encontramos con modelos de sillas de ruedas:

  • Manuales: unas sillas de ruedas con su asiento y ruedas y que se mueve mediante la fuerza ejercida de manera manual por la persona. Aquellas personas que tienen más movimiento y fuerza en los brazos y manos, pueden utilizar estas sillas que, a su vez, presentan otras características como ser fijas o plegables
  • Eléctricas: son sillas de ruedas más cómodas porque solo es necesario darle a un control o dispositivo para que se mueva ella sola. Los pacientes cuya movilidad superior también resulte un problema pueden utilizar estas sillas porque, algunas, incluso se puede adaptar a personas que solo pueden controlar la silla con la boca, facilitando sus desplazamientos.
  • Plegables: estos modelos de sillas de ruedas son muy cómodos porque al poder plegarlas se pueden llevar en el maletero de un coche o guardarlas de forma sencilla cuando la persona enferma no la está usado ocupando menos hueco.

Factores a tener en cuenta al escoger una silla de ruedas

Para que la silla de ruedas sea la adecuada, debe ajustarse a la persona que la vaya a usar. Por eso es importante tener en cuenta factores como el peso de la persona para encontrar una silla con asiento ancho, altura adecuada y fondo perfecto para que pueda soportar mientras el enfermo permanece sobre ella.

Encontrar la silla de ruedas ideal es un asunto serio, pues será la única manera de que el enfermo pueda desplazarse con total seguridad y autonomía, facilitando un poco su vida.

En La Casa del Enfermo puedes encontrar más consejos para elegir la mejor silla de ruedas y encontrarás diferentes opciones entre las que elegir la que mejor se adapte al enfermo y a sus necesidades de movilidad.